Páginas vistas en total

jueves, 12 de julio de 2012

OSCAR PERDIGÓN

Mini BIO: 
Nació el: 22 de septiembre de 1955 en famaillá / Tucumán / Argentina
Actualmente reside en la ciudad de: Moreno Pcia de Bs. As. Mayor de seis hermanos a la edad de 5 años sus padres de condición muy humilde y por cuestiones económicas se trasladan a Buenos Aíres; radicándose en el barrio la Perlita del partido de Moreno provincia de Buenos Aires
Desde 1994 a la fecha Concurre al taller de lectura y escritura dictado por el poeta local Eduardo Espósito en la casa de la cultura de la municipalidad de Moreno provincia de Buenos Aires.
En colaboración con algunos compañeros de taller se autogestionó la publicación del libro titulado “Dolores de ortografía”, entre otras cosas publicó los trípticos: “duroydes y aplanapabras” de distribución gratuita que tenía por objetivo la difusión de los trabajos realizados por los alumnos del taller, fue publicado en el diario de poesía y revistas de publicación virtual como la casa azul y otras, actuadamente publica sus texto en su cuenta de Facebook, ha sido invitado a leer sus textos en diferentes ciclos de poesía en capital y provincia de Bs. As.





Cuando sientas esa conmoción que te atraviesa el espíritu, dejando atrás esa sensación de ausencia, de tiempo y distancia; y compruebes que tu realidad tambalea al borde de la locura, eso será poesía.

El sonido que viene de adentro
(tal vez todo lo que se pudiera decir sobre poesía, esté de más o esté todo dicho, pero es necesario que se diga)
Cuando se intenta hablar de poesía, uno trata de estructurar un discurso lógico, formal y comprensible; sin embargo sabe que tiene una voz interior que le dice lo contrario, y que todo lo que pudiera decirse es ambiguo, superficial, vacío. Uno no debería traicionar ese imperativo, ni siquiera esbozar una palabra abarcadora que sintetice o defina ese silencio que tiene la agradable simpleza del mundo sensorial. Su precariedad atenta contra lo previsible, contra el modo complejo de interpretar los significados, contra la desastrosa originalidad de lo dicho, en poesía uno debe sembrar vientos como para cosechar tempestades  
el poeta encuentra en las palabras, el instrumento para asomarse al abismo de lo no dicho
 Mi interés no es a cuantos pueda llegar mi poesía, sino, a quién verdaderamente le llega.

Oscar Perdigón
----------------------------------------------------------------------------------------------


No es que sea este sol
no es que sea la sal
ni la levadura
ni el pan
ni el vino o el licor
o los energizantes
tampoco es este herrumbre de ocio
es esta costumbre de andar
deshilachándome por los toscos laberintos
de aquello
que se mueve con mi sombra.


---------------------------------------------------------


Hubo una vez un olvido
que se convirtió en hombre
con la esperanza de no morir a cada instante
hubo una vez un ser
en un silencio interminable
la soledad opacaba su horizonte
una luz segaba
el hiato de su existencia
un día escribió un poema
y fue nombrado por primera vez
no fue la palabra quién lo nombró
fue el pájaro la noche
el camino que lo llevaba a ningún lado
la lluvia el árbol el sueñola vida
la nada.


---------------------------------------------------------------


Desde mis precipicios
caigo sin alturas
estas marcas no me remiten
al lugar de donde vengo
no indican cómo llegué hasta acá.


-------------------------------------------------------------------


Intramuros

No sé cómo ahogar este silencio
ni cómo frenar este batir de alas
El pasado vuelve siempre amenazante
como un niño en una mortaja
descargando su adrenalina de rostros y figuras
Me dejo llevar por este aliento de humo
como una madera en el tiempo
mi voz
se deforma en mi boca alcalina
Mi mente
sigue prisionera de las palabras
por este abismo
que se expande hacia adentro.



------------------------------------------------------------------------

Hay un punto
en que el amor y la poesía
queman
hay un punto
en que la muerte y la poesía
coinciden
hay un punto
en que los hombre y la poesía
acusan
hay un punto
en que el dolor y la poesía
fortalecen
hay un punto
en el que dios y la poesía
conspiran.

------------------------------------------------------------------

A veces el poeta toma las palabras
y las salva de su propio significado
a veces el poeta
es el mediador
entre las formas imprecisas de las cosas
en el universo del poeta
cada cosa
ocupa un lugar en el silencio
cuando se mueven
surge la poesía
todo poeta
ha sido creado imperfecto
libre de actuar
en el punto no cardinal
del presente
y del vacío.

7 comentarios:

  1. El sonido que viene de adentro/Hubo una vez un olvido
    que se convirtió en hombre
    con la esperanza de no morir a cada instante/El pasado vuelve siempre amenazante
    como un niño en una mortaja
    descargando su adrenalina de rostros y figuras/hay un punto
    en que la muerte y la poesía
    coinciden/A veces el poeta toma las palabras
    y las salva de su propio significado

    Poemas donde duele el dolor, cubriéndolo siempre siempre de poesía, es de esa modo en la que me llegaron, lleno de fuertes metáforas Me gustaron mucho, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola Ana gracias por tu comentario,y por visitarnos.
      me alegra mucho que mis textos te hayan conmovido.
      Te mando un carño
      oscar

      Eliminar
  2. Una palabra plena de sensibilidad y arte. Gracias, Oscar. Seguiré leyendote.
    Un abrazo.
    Jeniffer Moore

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. hola jeniffer gracias por tu comentarios, y me alegra mucho que te hayan gustado mis textos, te dejo un abrazo y te espero en el próximo posteo, besos.

      Eliminar
  3. Creamos palabra poética, que nos crea, para que sigamos creando palabra poética, que nos cree... así vamos, así somos, colega

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy acertado tu comentario Pablo,gracias.

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar